¿Qué es un Gold bug?

Hay un viejo cuento de Edgar Alan Poe que se tituló el “Escarabajo de oro” (Gold bug), una obra legendaria que habla de mapas secretos y el descubrimiento de un tesoro, algo que en el fondo puede estar relacionado con el término del que aquí voy a hablar, aunque el mismo se refiere a otro tipo de entidad que al libro de este conocido autor.

Escarabajo de oro
Ilustración del cuento original de Poe

Si has visitado algunos sitios relacionados con el oro te habrás dado cuenta de que hay gente que usa bastante el término Gold bug (escarabajo de oro). De hecho si has visitado el blog de esta web lo habrás visto en más de un artículo.

El término Gold bug se refiere a aquellas personas que son, por decirlo de alguna manera, fanáticas defensoras del oro como el único dinero verdadero.

Este término no es muy conocido en el mundo hispano, donde el seguimiento del oro como inversión es escaso, pero en el mundo anglosajón es referencia de toda una cultura, sobre todo en los Estados Unidos.

¿Por qué es tan popular este término en los Estados Unidos de América?

Porque es el país donde más defensores de la economía de mercado hay.

Empiece a negociar CFDs de oro

Servicio Plus500. El 76,4% de los clientes pierden dinero cuando hacen trading con este proveedor. Los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de perder rápidamente el dinero debido al apalancamiento. Debe considerar si comprende los CFDs y si puede permitirse el alto riesgo de perder su dinero

Estos tienen muchos otros nombres, aunque no todos ellos tienen por qué ser fanáticos del oro. Es decir, puede haber defensores de la economía de mercado que no sean Gold bugs, pero lo seguro es que todo Gold bug es un arduo defensor de la propiedad privada, sin excepción.

Por lo tanto, la característica fundamental más común de los Gold bugs es la de ser defensores de la propiedad privada, y en los Estados Unidos uno de los mayores derechos a la misma es la famosa Segunda Enmienda, que da soporte a los ciudadanos a poseer armas.

Vemos como las cosas van enlazando unas con otras pero al igual que en el caso anterior, no todos los que apoyan la posesión de armas son Gold bugs ni viceversa, pero sí que tenemos una amplia correlación entre ambos grupos.

Otra manera de ver a los Gold bugs es la de los denominados “libertarians”, que en España podríamos considerar “anarcocapitalistas” o liberales extremistas, que son los que defienden que el Estado se reduzca a lo mínimo posible, posiblemente a cero.

Como vemos los Gold bugs no son muy amigos de los sistemas de dinero FIAT controlados por los gobiernos ni de cualquier clase de socialismo.

Supuestamente los Gold bugs son los que más defienden la vuelta a un sistema de Patrón oro, que ellos suponen más estable y menos dado a corruptelas a uno controlado por el gobierno en el que el valor de la divisa puede ser aumentado o disminuido a placer.

Ellos saben, tan bien como cualquiera, que el oro no puede ser imprimido ni creado de la nada.

O tienes oro o no lo tienes.

Es bien sencillo.

Como vemos en algo tienen razón, pues lo cierto es que el oro, para bien o para mal, no puede ser manipulado para que una parte sea más rica o poderosa de manera arbitraria.

Sin embargo la divisa FIAT o artificial sí que puede ser óbice de manipulación a todos los niveles.

Sin embargo, quiero decir una cosa. Los verdaderos Gold bugs van mucho más allá de querer volver al Patrón oro, pues el mismo presupone un control del Estado sobre el mismo. Estos Gold bugs fanáticos aspiran a ir más allá; a un sistema donde el oro sea el dinero del mercado pero no por decreto del Estado sino de manera espontánea, por la libre aceptación de los agentes del mercado del mismo.

Gold bugs y a inversión en oro

En los círculos de inversión los Gold bugs son los que muestran más entusiasmo sobre los mercados de metales, en especial el oro y la plata.

Siempre los vamos a encontrar en las numerosas webs del sector, como Kitco, Gata, Gold-Eagle, Financial Sense o personajes como Peter Schiff, Marc Faber, Jim Rickards.

La verdad es que estos Gold bugs siempre parecen estar alcistas en el oro, lo que es usado por sus detractores para ridiculizar el “movimiento” habida cuenta de que el oro tiene periodos negativos muy largos, normalmente justo cuando las acciones, entre otros activos, suben como la espuma.

Esto último es cierto.

Hay una especie de fanatismo en buena parte de los Gold bugs que les hace perder la razón y recomendar invertir en oro llueva o truene.

Se equivocan y no se equivocan.

Voy a explicarme.

En el fondo tienen razón.

Llegará el día en que el sistema monetario acabe implosionando y los que tengan oro tendrán posibilidades de salvar su capital.

El problema es que eso es buscar un acontecimiento futuro que no se sabe cuando va a pasar, o al menos la mayoría de los mortales no lo sabemos.

Invierte en metales con el broker líder de Latinoamérica

Aviso de riesgo: los CFDs son instrumentos complejos y tienen un alto riesgo de que se pueda perder el capital rápidamente debido al apalancamiento. Entre el 74 y el 89% de los inversores de cuentas minoristas pierden dinero cuando negocian con CFDs

Los que llevan siendo Gold bugs fanáticos desde hace 50 años, y los hay muchos, han tenido periodos de dos décadas con retornos negativos.

Aquí no hay nada que discutir.

El retorno de haber invertido en oro durante los últimos 50 años ha sido muy escaso si lo comparamos con inversiones en la bolsa, sobre todo cuando tomamos en cuenta el poderoso de ir acumulando dividendos.

El oro, ya sabemos, no tiene dividendos.

El problema aquí radica en ver al oro como un instrumento de inversión para volverse rico, que al final es parte de la visión que tienen algunos de los Gold bugs pensando que el día que ocurra el colapso que tanto vienen prediciendo van a dar el golpe de gracia.

Aquí se (nos) equivocan.

Seamos Gold bugs o no, nunca deberíamos caer en la tentación de pensar que nos vamos a volver ricos dando un pelotazo en Bolsa; y mucho menos si ese supuesto pelotazo sería después de un colapso monetario del sistema actual. Dicho sistema está condenado al fracaso, eso lo sabemos perfectamente, pero lo sensato es trabajar para llegar de la mejor manera ante el fin del mismo. Y la mejor manera de hacerlo desde un punto de vista inversor no es mediante la inversión fanática en oro pase lo que pase.

Por precaución siempre es bueno tener una pequeña parte de nuestro dinero en oro físico. Ese es un salvoconducto que nos puede ayudar en caso de colapso monetario en cualquier país donde estemos – pensad en el caso venezolano por ejemplo.

Sin embargo, nuestro esfuerzo inversor debería estar centrado en conseguir las mejores maneras de conseguir un buen retorno a medio y largo plazo para nuestro dinero; y sinceramente, hay mejores alternativas para ello que el oro.

Cosas tan sencillas como especializarse en una actividad productiva y como invertir en las empresas más exitosas del momento es una estrategia más adecuada.

Si a eso lo añadimos tener un poco de oro por si acaso, perfecto.

Pero el esperar año tras año, década tras década, que el sistema va a colapsar e invertir solo en oro, es una estrategia que ha hecho que muchos hayan visto como sus ahorros no han crecido demasiado, por no hablar del hecho de que se han equivocado con sus continuas predicciones sobre el colapso del dólar.

Tranquilos chicos, que el dólar terminará por colapsar, pero no centremos toda nuestra energía en esperar ese momento, sino en el proceso. Este proceso ha demostrado ser muy largo.

El oro puede ser uno de los mejores instrumentos para invertir a lo largo de ese proceso, como del 2000 al 2011, pero en los otros periodos encontraremos mejores opciones. Lo ideal sería que en esas situaciones tomáramos ventaja de las mismas. Así, podríamos llegar al momento final mejor preparados.

Y sí, en el fondo también soy un Gold bug.

¿Te gusta Preciooro.net?

Suscríbete al boletín y compartiré contigo lo último del blog además de novedades en exclusiva del mundo de las materias primas. Sin spam, por supuesto

Gracias por suscribirte.

Algo salió mal

¿Te gusta Preciooro.net?

Suscríbete al boletín y compartiré contigo lo último del blog además de novedades en exclusiva del mundo de las materias primas. Sin spam, por supuesto

Gracias por suscribirte.

Algo salió mal.