¿Qué es el oro? Descubre los 9 factores que más lo afectan

Te lo voy a resumir en pocas palabras: el oro es el metal rey.

Esto basta para entender la importancia de este metal en este mundo en que vivimos. No es por casualidad que tiene es sobrenombre.

Otra manera de llamarlo, esta vez un poco despectiva, es con el término de “vil metal”.

¿Por qué? ¿Por qué un metal tan bello y codiciado es llamado vil?

Pues no porque sea feo sino porque se asocia a la avaricia, corrupción y decadencia del ser humano. Sin embargo, si lo pensamos bien, en realidad este nombre peyorativo no es sino una confirmación de la importancia de este elemento metal: de todos los metales el más “malvado”; el que provoca más pasiones entre los hombres.

Lo que pasa es que en realidad no es el oro el vil, sino el hombre.

El oro, en todo caso, es una materia neutra que destaca pos sus propiedades. Si el hombre se vuelve vil por poseerlo eso es problema del hombre, no del oro. Es el hombre el que miente, no el oro; este último en todo caso es más verdadero.

Bien, vamos ahora con la definición más estricta de oro.

¿Qué es el oro?

El oro es un elemento químico con número atómico 79 y que pertenece al grupo 11 en la tabla periódica; en esta además es conocido como Au (de aurum). Sin embargo el mismo es más conocido por ser un metal precioso blando de color brillante amarillo que es conocido por sus propiedades excepcionales porque, entre otras cosas, no se mancha u oxida. Así mismo se considera el metal más dúctil y maleable, dos propiedades cruciales para entender su papel como monarca monetario.

¿Donde se encuentra el oro en la naturaleza?

El oro está disperso por el mundo en pequeñas concentraciones y sobre todo en rocas ígneas. El mismo se puede encontrar de manera nativa, lo que hace verdaderamente atractivo su búsqueda. Lo más común es encontrarlo en depósitos de cobre y plomo (de ahí quizá la leyenda de los alquimistas, el plomo y el oro). No se suelen encontrar grandes masas de roca que se consideren oro de manera habitual. Es común encontrarlo en depósitos de rocas y minerales de otros metales como a pirita y el cuarzo. También puede estar en gravas y arenas de modo bastante disperso.

Se trata del elemento número 75 en cuanto a abundancia en la Tierra.

Otro sitio donde el oro abunda es en el mar, pero lo es en una densidad tan baja que no se considera como viable para su producción. En el fondo marino hay mayores cantidades pero de momento no merece la pena por el coste que implicaría sacarlo.

minas de oro en el mundo

¿De dónde viene el término oro?

En cuanto al nombre en sí tiene un origen interesante que deberíamos separar en varias lenguas, siendo las que más nos interesan el origen latín y el germánico. El primero de ambos es el término Aurum y que significa amarillo, pero el mismo también está relacionado con la aurora, de ahí la similitud (aurum-aurora). Esto tiene su sentido ya que el amanecer es cuando sale el sol con sus rayos dorados y esta es una de las asociaciones más importantes con el oro.

En su origen germánico el término es el que se ha quedado para el idioma inglés: gold. Este término hace referencia al amarillo y viene del sanscrito “jval”, que significa “brillar”.

Otro origen interesante lo podemos encontrar con la rama eslava y su término “zoloto” (zlato), que está también relacionado con la palabra de origen indoeuropeo “sol”.

Historia del oro

Para entender la gran importancia de este metal siempre viene bien tener unas nociones de la historia del mismo.

El uso del oro viene de muy lejos.

Su aspecto amarillo siempre lo ha hecho especial y difícil de olvidar. Podemos imaginar la fascinación de los primeros que empezaron a trabajar con este metal.

Se tienen datos arqueológicos del uso del oro en cuevas del Paleolítico, allá por el 40.000 A.C.

Sin embargo fue en Egipto cuando el oro se dio a conocer en la historia por primera vez, ya que el mismo era muy importante en la mitología egipcia y era ampliamente usado por las clases nobles.

Los egipcios también fueron los primeros de los que se tiene noticia que crearon un tipo de intercambio del oro, en este caso con la plata, que en su momento pusieron en: una parte de oro por dos y medias de plata.

Su uso también fue común en el resto de los imperios y reinos de antaño, desde Grecia a Roma, pasando por Persia y Babilonia.

En las últimas etapas del Imperio Romano de Occidente el oro fue el mejor termómetro de la crisis total que atravesaba el mismo y a medida que la crisis económica se acentuaba iba “escondiéndose” por decirlo de una manera. Las cada vez mayores manipulaciones de los emperadores hicieron que los ciudadanos atesoraran el oro, pero eso no hizo sino acelerar la crisis, ya que las monedas emitidas iban siendo cada vez de menor calidad y más fáciles de copiar, con lo que finalmente el sistema económico del Impero colapsó.

Luego tuvo que transcurrir un penoso y largo periodo en la Edad Media en la que el oro fue recuperando lentamente su preeminencia en el sistema monetario.

Más tarde, llegó la era dorada del mismo con la Revolución Industrial y la gigantesca expansión económica que vivió el mundo, liderado por los Estados Unidos. En esas épocas, el oro fue el estándar monetario por el que se guiaba el mundo.

Esto acabó en el Siglo XX, con el abandono de los Estados Unidos de dicho Patrón y el surgimiento del sistema monetario Fiat (de papel), en el que el dólar papel es el nuevo rey.

A pesar de que hoy en día no hay ningún país con el oro como estándar de su sistema monetario, el oro sigue siendo un pilar fundamental en el mundo monetario. Quieran admitirlo o no, lo cierto es que el metal sigue estando en la mente de los inversores y, por tanto, la mayoría del oro es usado como inversión como modo de guardar capital. Por eso los mercados de monedas y lingotes de oro siguen siendo muy populares. La gente podría usar el oro para aplicaciones industriales pero prefiere dejarlo para lo que siempre fue: el dinero de los reyes.

Simbología del oro

guia sobre las mejores monedas de oro para comprar abuen precio

Dentro de la historia hay un apartado realmente interesante que nos hace entender bien qué es el oro. Este no es otro que el de la simbología e incluso el ocultismo, pues el oro siempre ha estado asociado con los estudios arcanos.

Esto es especialmente conocido en el campo de la alquimia, dentro del cual el oro ocupaba un papel fundamental siendo el metal que todos los alquimistas querían transmutar en lo que los anteriores conocían como la Piedra Filosofal. Aquí hay quienes le dan significados literales y otros no tanto. Muchos dicen que los filósofos o alquimistas tenían por objetivo el conseguir oro de verdad a través del trabajo de otros elementos. Otros dicen que esto era nada más que en sentido figurado y que el verdadero objetivo era otro: encontrar la liberación espiritual o el camino a Dios. Sin duda muchos se vieron atraídos por lo primero pero creo que acabaron por descubrir que la cosa iba de lo segundo.

El oro simboliza algo duradero, eterno e inmutable.

También es un símbolo esencialmente solar, lo que le da muchos atributos como sabiduría, vitalidad, vida, virtud, claridad, etcétera.

También simboliza prosperidad, riqueza o autoridad y por ello siempre está asociado a las clases pudientes y la nobleza. Por esta razón es un símbolo detestado de parte de lo que podemos denominar la “izquierda”.

¿Cuáles son las propiedades del oro?

cuanto pesa un lingote de oro

El oro es lo que es por sus propiedades.

Son muchas las propiedades químicas y físicas que tiene pero lo realmente interesante es cómo algunas de esas convierten a dicho metal en algo tan especial.

Podría ser otro elemento pero no, es el oro.

Ese metal inigualable y que por mucho que se haya intentado en todas las tradiciones de la alquimia, no se ha podido crear por el hombre.

En cuanto a su carácter químico es el elemento con símbolo “Au”, número atómico 79 y un peso, también atómico, de 196.967.

El color, como bien sabemos, es amarillo y de bastante intensidad, lo que le da un aspecto de asociación al “sol”, el “dador” de la vida en este mundo.

propiedades físicas, químicas, atómicas y monetarias del oro

Propiedades químicas del oro

Propiedades atómicas, físicas y químicas del oro:

  • Densidad 19,32 gramos por centímetro cúbico
  • Punto de fusión: 1337,33 k (1064.18 ºC)
  • Punto de ebullición: 3129 k (2856 ºC)
  • Peso atómico: 197
  • Número atómico: 79
  • Estado: sólido
  • Calor de fusión: 12.55 kJ/mol
  • Electronegatividad: 2,54
  • Calor específico: 128 J/(K.kg)
  • Conductividad eléctrica: 45,5 x 106S/m
  • Conductividad térmica: 317 W/(K.m)

Las propiedades específicas del oro básicas vendrían a ser:

  • Color: amarillo brillante
  • Ductilidad: se puede procesar en tamaños extremadamente finos
  • Maleabilidad: se puede tornar en diferentes formas
  • Conductibilidad: excelente conductor de la electricidad
  • Solubilidad: perfectamente soluble
  • Dureza: relativamente blando
  • Densidad: alta densidad

Las excelentes propiedades del oro

Durante la historia conocida de la civilización la gente ha extraído oro por sus inigualables propiedades físicas y químicas que han hecho de este metal el más deseado del mundo.

Por ejemplo, para hacernos idea de su ductilidad, 30 gramos del mismo pueden convertirse en un cable de 80 kilómetros sin muchos problemas.

Otras propiedades mecánicas del oro incluyen su excelente conductibilidad del calor y la electricidad, y la no oxidación cuando es expuesto al agua o al oxígeno.

De esta manera tenemos que el oro es muy difícil de romper, modificar y, por supuesto, crear.

Es un metal al que no le afecta el aire, el calor, la humedad o la mayoría de los disolventes.

Se disuelve en facilidad con el mercurio para la formación de amalgamas.

El oro es un metal de transición y pertenece al grupo de elementos que están en la mitad de la tabla, de manera parecida al cobre, y tiene puntos elevados de fusión y ebullición.

En particular, está en la tabla en el grupo 11 y en el Periodo 6, estando en el Bloque, ya nombrado, D, en medio de la tabla.

El oro como moneda

donde comprar monedas de oro

De todas las propiedades del oro, las que lo hacen más especial lo han convertido en la materia prima asociada al dinero y la riqueza a lo largo de la historia.

En cierto modo es como si solo Dios pudiera crear el oro y eso es lo que lo hace tan valioso como activo monetario.

Esto último es lo que lo hace completamente inigualable, al contrario que Bitcoin, que se supone que tiene las mismas propiedades en este sentido: es decir, que se supone que su cantidad es limitada.

Pues no, porque se pueden crear otras Bitcoins iguales a esta sin problema, pero sin embargo no podemos crear oro ni ningún sustitutivo igual que este.

Este es el verdadero problema de las criptomonedas y que hacen que las mismas sean, en realidad, una estafa, y algo muy lejano a lo que el oro es.

Este punto es el verdaderamente esencial para entender la supremacía del oro sobre los activos digitales.

Con respecto a los activos físicos, como plata, cobre, sal, carbón, etcétera, el oro posee unas características y propiedades que lo hacen superior a los mismos.

Por ejemplo, no se puede manipular tan fácil como el cobre, ni se deteriora como la sal.

El oro es estable y firme, lo que le dan su carácter totalmente puro, que es lo que en definitiva hacen de este metal algo tan querido por todo el mundo, incluso sus enemigos, que siempre lo están vilificando pero en el fondo desean poseerlo.

Curiosamente y a pesar de su excelente uso industrial, que lo hace mejor para ello que la práctica totalidad de los metales, la mayor parte del oro mundial es usado en términos monetarios, como capital o ahorro.

¿Por qué?

Pues porque ese es el uso marginal más eficiente del metal.

Existiendo el cobre, aluminio y el hierro, mucho más abundantes que el oro (otra característica del mismo), el uso industrial del oro “vale” menos que lo que el mismo puede valer como “capital”.

Por ejemplo, para hacernos una idea, el oro supone 0,005 partes por millón de la corteza terrestre, una cifra más que minúscula. Mientras, el hierro supone el 5,8% de la corteza terrestre. Está claro que el oro es un elemento más raro.

A pesar de que la producción actual mundial se dirige aproximadamente en dos tercios a joyería, lo cierto es que la gran parte de la joyería antigua ha sido transformada en lingotes o monedas de oro, por lo que la cantidad de “oro monetario” es inmensamente superior a la de “oro de joyería”. 

Además, el hecho que el oro esté en forma de joyería no quiere decir que no sea “monetario”, pues de esa manera puede ser vendido o convertido en monedas u onzas sin problemas.

Curiosamente el oro está presente también en el agua del mar, pero su concentración es tan baja que no merece la pena aplicar procesos industriales para extraer el mismo, habida cuenta del coste gigantesco que ello supondría.

Vamos a ver otra serie de propiedades menos conocidas del oro

Propiedades magnéticas del oro

Al parecer cuando el oro se reduce a un tamaño diminuto el mismo se vuelve magnético.

Esas partículas o, mejor dicho, nanopartículas, tienen muchas sorpresas y el oro sorprende con este hecho descubierto hace muchos años.

En el 2004 se publicó un trabajo en la revista Physical Review Letters (podemos ver la fuente aquí).

Pero incluso tenemos referencias de 1991 (fuente) y más atrás.

Son unas conclusiones extrañas porque el oro no debería presentar ese comportamiento debido a que es un metal diamagnético.

Entre otras cosas se está buscando aplicaciones médicas a este descubrimiento.

Curiosamente estos estudios del 2004 fueron llevados a cabo por científicos españoles.

Propiedades del oro en la piel

Increíble pero cierto.

El oro también tiene propiedades que lo hacen atractivo para el maquillaje o tratamientos corporales.

Por ejemplo, es bien conocido que se trata de un metal muy puro que no provoca alergias con el contacto por lo que no es de extrañar que se pueda usar como compuesto en cremas.

Sin ir más lejos se dice que Cleopatra usaba una mascarilla de oro todas las noches mientras dormía.

El oro se aplica en cosméticos de tipo coloidal a través de su uso como nano-partículas, algo de lo que hablamos en el punto anterior. Me pregunto si de esta manera esas propiedades magnéticas del oro pueden ser beneficiosas para el cuerpo.

Al parecer uno de los beneficios del oro en nuestra piel radica en que promueve la transferencia de electrones del oro y de los iones de nuestra piel, estimulando nuestra renovación celular.

Otro beneficio es el de dar brillo a la piel al estimular la micro-circulación sanguínea.

Algunas de las propiedades que se le citan son: la de tener un efecto regenerador de la piel, consiguiendo combatir el envejecimiento.

En resumen:

  • Actúa como antioxidante
  • Funciona como antiarrugas
  • Provee luminosidad y brillo en la piel
  • Refuerza y reactiva el colágeno

Propiedades el oro coloidal

propiedades del oro en la pielEl oro coloidal es un líquido de color rojo a rosado o púrpura y está compuesto de nano-partículas de oro cargadas de manera electromagnética.

A este se le atribuyen muchos beneficios, tales como:

  • Promueve el sistema inmunológico
  • Actúa como desintoxicarte de alcohol y sustancias nocivas
  • Rejuvenece órganos y otras glándulas
  • Estimula el sistema nervioso
  • Beneficioso para la memoria
  • Tiene propiedades antiinflamatorias
  • Ayuda contra los estados de depresión o ansiedad
  • Efectivo contra quemaduras, úlceras y otros problemas de piel
  • Puede ayudar a mejorar la libido
  • Es beneficioso contra los calores repentinos y sudores nocturnos
  • Ayuda al sistema digestivo

Como puedes ver el oro tiene propiedades totalmente insospechadas. Quién nos diría que el mismo acabaría siendo usado en aplicaciones dermoestéticas y de salud.

Es curioso que a pesar de sus excelentes propiedades para las aplicaciones industriales sea en el dinero donde más uso se le ha dado.

No me extrañaría, que de igual manera, el oro acabe sorprendiendo en esta nueva rama de la nano-tecnología y demuestre ser un auténtico el dorado: La fuente de la eterna juventud.

Aplicaciones del oro

Los usos del oro son muy variados:

  • Metal de inversión con monedas de oro y lingotes
  • En joyería
  • En dentaduras
  • Es el tercer mejor conductor de electricidad después de la plata y el cobre
  • Equipos electrónicos como ordenadores y motores, entre muchos otros
  • Uso medicinal, en especial el oro coloidal
  • Decoración en edificios, como por ejemplo las láminas de oro en ciertos edificios históricos
  • Uso aeroespacial como recubrimiento en satélites

¿Qué 9 factores influyen más en el mercado del oro?

1 Valor del dólar

El dólar es el archirrival del dólar. Después de todo fue el dólar el que con su estándar desplazó al oro como monarca monetario mundial. Sin embargo, eso no hizo que el oro dejara de perder su importancia ni su relación con el billete verde. Todo lo contrario, pues ambos activos están altamente relacionados. Lo que le ocurra al oro depende en gran medida del destino del dólar, siendo el anterior el verdadero termómetro de la salud del sistema monetario actual basado en el dinero FIAT.

Si el sistema tiene presiones inflacionarias, esto es decir que hay gran impresión de billetes por los bancos centrales y los gobiernos, entonces eso se percibe como un paso más hacia el posible final del sistema fiduciario, lo que siempre hace que el oro se aprecie en valor, pero que en realidad no es más que una depreciación del valor del dólar. Está claro que cuantos más dólares se imprimen más valor pierde el activo. El oro, por el contrario, no se puede imprimir.

2 Producción mundial de joyas

joyasEn el mundo hay un mercado muy grande de joyas que están hechas de oro. No cabe duda de que el metal amarillo es uno de los más buscados para ser usado en las joyas más apreciadas. La gente sabe que comprando oro en joyas también está haciendo una inversión que va más allá de lo estético, pues a diferencia de otras cosas, el oro nunca se echa a perder, y la joya que esté compuesta por el mismo siempre va a tener un valor importante.

Por lo tanto si hay un gran crecimiento de la economía mundial se debe esperar que la gente gaste más en joyas, lo que de una manera u otra debería soportar el precio del oro, aunque esto no tiene por qué ser siempre así.

3 Demanda industrial del oro

industrialEl oro es también usado como componente industrial porque sus propiedades son de las mejores de todos los metales. Sin embargo, aquí hay un problema y es que el oro tiene más valor como onza en el mercado de capitales o como lujo en el de joyas, y por eso la mayor cantidad del oro que se produce va a esos dos mercados. Eso no quita la importancia del oro en la industria, pues más de un 7% de su producción anual va hacia aplicaciones de ese tipo.

Veamos los usos de esta producción anual:

Uso del oro anualPorcentaje
Joyas48
Inversiones29
Bancos centrales15
Industria8

4 Protección de la riqueza –  oro como inversión

economíaEl oro es uno de los activos más buscados y usados en el mundo de la inversión. La razón es obvia: es la inversión más conocida y estable de la historia, algo que ha estado con la civilización desde el principio y que siempre ha funcionado mientras que otras inversiones como la sal o monedas fiduciarias vinieron y se fueron. Por eso son muchos los que invierten en oro ya que saben que el mismo pase lo que pase no va a desaparecer. Es más, una de las razones de esta inversión es que muchos piensan que las divisas fiat, como el euro, dólar, yen o yuan acabarán perdiendo todo su valor, y por eso meten el dinero en oro físico, el cual pueden cambiar por la moneda posterior.

No solo se trata de una manera de intentar preservar el capital sino de incrementarlo.

Esta demanda de oro anual es inmensa y aunque en ciertos años pueda ser menor que la de la joyería, lo cierto es que cuando vienen los años de crisis es una demanda que tiende a crecer mucho, sobre todo si algún día los inversores institucionales se lanzan a su compra masiva.

5 Producción de oro

Otro factor que influye en el mercado, como no es la producción. Primero de todo hay que tener en cuenta que el principal factor en la misma es el precio, como todo. Es decir, si tenemos un precio creciente del oro, las empresas se verán animadas a abrir y buscar nuevas minas y entonces debería aumentar la producción. Lo contrario sería el caso opuesto: si el precio baja lo normal es que muchas mineras dejen de ser rentables y opten por cerrar.

Un dato curioso al respecto es que en realidad no estamos ante un asunto tan importante. ¿La razón? Que la gran mayoría del oro que hay en la Tierra ya ha sido producido. Esto es fácil de entenderlo porque a diferencia de otras materias primas, como el petróleo, el oro producido no se “evapora”.

6 Estímulos de los bancos centrales

Este es un caso particularmente interesante porque es lo que ha estado marcando los últimos 20 años.

A medida que las crisis empezaron a ser más grandes, empezando en 1998 con LTCM, y siguiendo con el colapso del Nasdaq en el 2000, subprime en 2008, crisis de deuda en Europa de 2010 a 2015, y el Covid en 2020, los bancos siempre han respondido con enormes inyecciones de liquidez. Pues bien, el responde con subidas ante dichas inyecciones. Esas subidas de precios pueden ser más pronto o más tarde, pero al final siempre vienen. De hecho, una de las claves para entender las reacciones del precio del oro es viendo lo que ocurre cuando salen los grandes rescates. Por ejemplo, en la crisis del Covid de marzo-abril del 2020, fue el oro el que se recuperó antes cuando la FED empezó a anunciar sus medidas de QE infinito.

Creo que cuando en el futuro se den más crisis de ese tipo las respuestas de los bancos centrales serán más fuertes y por tanto la subida del oro terminará siendo mayor.

Lo contrario es cuando hay bonanza económica y los bancos centrales retiran apoyo a los mercados. En esas temporadas el precio del oro sufre o se queda estancado.

7 Compras de las reservas de oro por los bancos centrales

Otro de los grandes actores en el mercado de oro es el banco central de los diferentes países. Estos bancos suelen tener cantidades grandes de sus reservas en oro, pero nada comparado con las reservas en otras divisas FIAT.

Los países han estado variando sus reservas de oro en las últimas décadas, con varios de Occidente como España o Inglaterra perdiendo casi todo lo que tenían, y Oriente, con Rusia, China, Turquía o India incrementando las suyas. Si los bancos centrales de esos países emergentes siguen comprando grandes cantidades de oro, lo lógico es que finalmente el precio debería tender a subir, sobre todo si algún día las compras se vuelven muy grandes. Lo contrario pasaría si los bancos centrales sacan a la venta cantidades masivas de oro. La sospecha que tienen algunos inversores particulares es que a veces muchos bancos centrales venden oro para suprimir el precio a largo plazo del metal.

8 Cómo van los mercados emergentes

Este es un asunto que está muy relacionado con los ciclos de inflación y deflación globales.

Por lo general, cuando los países emergentes están creciendo mucho económicamente lo es porque sus materias primas están bastante caras en el mercado, y eso les trae grandes beneficios económicos. Esos ciclos suelen darse en las etapas inflacionarias, como pudo ser la de los años 70 en el siglo pasado. En ese escenario la demanda industrial y de todo tipo con los metales es tan alta que el precio del oro sube de manera desaforada. Cuando se acaba ese ciclo, como fue los años 80 y 90, la el precio de las materias primas colapsa, se desata una crisis en los mercados emergentes, y al final el oro baja de precio.

9 Consumo por sesiones en los países emergentes

Es muy conocido que países como China e India tienen un interés particular por comprar metales en sus sesiones festivas. Esto es porque los ciudadanos de esos países gustan de comprar joyas con metales preciosos para regalos especiales. Pero la historia no acaba ahí, ya que estas compras también suelen servir una intención inversora, y es que muchos de esos hindúes y chinos quieren comprar algo con lo que puedan proteger sus ahorros, recordando pasados episodios hiperinflacionarios donde perdieron casi todos sus ahorros.

Países productores del oro

produccion de oro y plata

Como con el resto de los metales y las materias primas, los mayores productores suelen ser los países más grandes del mundo como: Estados Unidos, Rusia, China, Canadá o Australia.

Otros productores de oro importantes son: Sudáfrica, Perú, México, Ghana, Indonesia y Uzbekistán.

Como vemos algunos de los países latinos están entre los mayores productores de oro. Otros como Venezuela quieren unirse también con el anuncio de grandes proyectos de minas de oro, pero eso está por ver. Primero el país tiene que salir de la enorme depresión económica y social, creo.

Un dato interesante a tener en cuenta en este asunto de la producción es el hecho de que la misma ha crecido mucho en los últimos 100 o 50 años. Por ejemplo, en 1970 la producción mundial era de 1.346 toneladas. Para el año 2018 esta producción ya era de 3.270, 2,5 veces más. Este aumento es del todo curioso, porque desde los 70, después del Shock de Nixon con el abandono de Breton Woods y del oro como pilar del sistema monetario, todo parecía indicar que el oro iba a perder mucha demanda y reputación. Después de todo ¿Quién lo iba a necesitar en un nuevo mundo donde el dólar y los bancos centrales eran el nuevo modelo y estándar monetario? Pues como siempre, el mercado se encargó de probar que cuanto más intenten deshacerse del oro mayor será la demanda por el mismo de los ciudadanos del mundo.

Tipos de oro

Curiosamente se conocen muchas clases de oro en el mundo, o más bien deberíamos decir que el mismo usa muchos términos para referirse a otros productos que están relacionados. El tema aquí es que estos productos suelen ser aleaciones y por lo tanto ya suponen una disminución en el contenido de oro.

Un ejemplo muy conocido de los tipos de oro es el oro blanco, que a su vez está mezclado con otros metales como el níquel o el paladio.

Otros tipos o clases de oro son:

  • Oro rosa; mezclado con cobre
  • Oro rojo; igual que el anterior pero con más cobre
  • Oro verde; mezclado con plata
  • Oro gris; mezclado con níquel
  • Oro rodinado; se usa rodio
Anillo de oro rosa

Luego tenemos el famoso término “oro negro”, que como ya sabemos hace referencia al petróleo y es que parece que todo lo que está relacionado con la riqueza se acaba de asociar de una u otra manera con el oro.

Conclusión: ¿Qué es el oro y por qué es tan importante?

El oro es el rey de los metales y no lo es por casualidad.

Debido a sus propiedades y belleza el mismo tiene unas características especiales que lo hacen el metal más adecuado para ser depósito de valor y dinero. Estas propiedades monetarias fundamentales son:

  • Se puede dividir casi tantas veces como se quiera (otros metales no pueden hacerlo)
  • No se echa a perder y, por tanto, es duradero ya que ni se oxida ni se corroe. Es uno de los elementos más resistentes al paso del tiempo. Pueden pasar miles de años y ver como nacen y  mueren muchos imperios y sus monedas papel pero el oro siempre estará ahí al final
  • Es fácilmente estandarizable y medible, lo que lo hace la divisa perfecta para ser reconocida en todo el mundo
  • Se puede transportar fácilmente
  • Es un activo tangible y, por tanto, tiene valor. Si no vale para moneda puede valer para cualquier otra aplicación
  • No tiene riesgo de contrapartida. Es decir, los gobiernos no lo pueden devaluar o copiar
  • Es un bien escaso

Estas propiedades lo hacen el mejor de los metales para el cometido monetario, pero no solo eso, también lo hacen el mejor de todos los activos posibles, ya sean divisas papel o digitales. En los últimos años hay mucho debate sobre si Bitcoin es un nuevo oro porque supuestamente comparte varias de las propiedades del oro, pero nada más lejos de la realidad. El oro tiene unas cuantas propiedades que Bitcoin ni ninguna otra criptomoneda podrán igualar jamás, independientemente de lo bien que les vaya por la moda del momento.

El oro siempre fue y siempre será el metal de los reyes.

Gracias por compartir