Precio del oro en el verano de 2018

Evolución de la cotización del oro en el verano de 2018

El verano del 2018 ha sido nefasto para el precio del oro, el cual, sin embargo, se ha mantenido estable o incluso subido con respecto a la gran mayoría de divisas emergentes, como el caso del peso argentino o la lira turca.

Otras divisas de las economías latinoamericanas también han caído con fuerza con lo que el precio del oro ha permanecido “estable” en esas jurisdicciones.

Si tuviéramos que decir algo sería que el gran ganador de estos meses veraniegos ha sido el dólar, el cual está “destruyendo” todo lo que se encuentra a su paso sin piedad.

caída del oro años 90
5 meses consecutivos con bajadas en el precio del oro en 1996

En particular, la caída del oro ha sido una de las peores que y más sostenidas que se recuerdan en los últimos años; no tanto por la magnitud de la misma sino por la persistencia del mismo. Tendríamos que irnos a los años 90 para encontrar 5 meses consecutivos del oro. Ahí es nada.

Desde abril a agosto ha tenido 5 meses horribles, con los del verano siendo los peores, con una caída adicional del 10% en los mismos.

Lo preocupante es que la cosa puede que no haya terminado ahí y que el precio pueda seguir descendiendo por mayor número de meses aún, ya que la dinámica del mercado parece bastante negativa.

soportes precio oro

Ni siquiera los enormes problemas de Turquía y otras economías emergentes hacen que los inversores huyan al metal amarillo como protección.

Por lo que se ve el dólar (junto al yen) ha vuelto a recuperar su perfil de inversión refugio ante los problemas financieros internacionales.

No obstante, esta última afirmación tiene su lógica, pues con estas crisis de los mercados emergentes el mercado está teniendo en cuenta crisis locales y dando poca probabilidad a una crisis sistémica del dólar, el verdadero catalizador de los grandes movimientos alcistsas en el oro. Es decir, que mientras la crisis se perciba en Turquía, por ejemplo, no parace que haya riesgo para el reino del greenback.

Parece que solo una crisis que amenace el reino indiscutible del dólar, como la del 2007-2009 puede hacer que el precio del oro se dispare realmente; o en todo caso una crisis que amenace la misma estabilidad de Europa, como la crisis de 2010-2011.

Salvo que eso ocurra, parece que el precio del oro va a sufrir, ya sea Turquía, Venezuela o Argentina quienes quiebren.

Precio del oro versus euro, peso argentino, colombiano, chileno, mexicano y sol peruano

En estos meses de verano en los que el oro ha caído un 10% contra el dólar, hemos tenido movimientos significativos de algunas de las divisas de los países hispanoamericanos.

oro peso mexicano, argentino, colombiano, chileno
peso argentino en rojo, peso chileno en verde oscuro, peso colombiano en naranja, euro en verce claro, sol peruano en violeta, peso mexicano en azul

Cabe destacar los casos del peso mexicano y, sobre todo, el argentino.

Bien, el oro ha bajado un 10% con respecto al dólar, pero el peso mexicano ha demostrado ser la más fuerte de las divisas de la región, apreciándose casi un 6% con el dólar, lo que haría que el precio del oro en México habría caído del orden de un 16% con respecto a la divisa nacional en este verano.

Por el lado contrario tenemos el colapso del peso argentino que ha caído un 50% en un verano aciago para la economía argentina que ve nubarrones de corralito nuevamente, sin que aún haya terminado la crisis del país. Así, podemos ver que el oro se ha apreciado un 40% con respecto al peso argentino.

Teniendo en cuenta que Bitcoin tampoco es que haya tenido unos meses muy buenos, el oro se ha mostrado como una de las mejores inversiones en Argentina en este verano.

Lo que está claro es que hay que estar fuera del peso argentino pues como unidad de ahorro es una divisa pésima, gracias al populismo barriobajero de los dirigentes del país.

Otras divisas como el peso colombiano y el chileno han mantenido una cotización casi plana con el precio del oro, habiendo caído con respecto al dólar una cuantía similar a la del metal amarillo.

Dos divisas que se han comportado con fuerza han sido el sol peruano y el euro, manteniéndose casi paralelas con el dólar y, por tanto, mostrando fortaleza con respecto al precio del oro, con respecto al cual se apreciaron.

Entre el peso argentino y la fortaleza del dólar, hemos tenido un verano movidito.

Sin embargo, no sé por qué, pero creo que seguiremos teniendo movimientos importantes en el futuro, pues creo que es probable que otras divisas de las mencionadas acaben por tener serios problemas eventualmente.

O, quién sabe, igual tenemos un mercado alcista en el oro de nuevo.

Por tiempo ya iría tocando, sin duda.

Gracias por compartir

Deja un comentario