¿Cómo invertir en oro y por qué?

Invertir en oro es una de las modalidades de inversión más populares del mundo.

No creo que haga falta explicar mucho porqué, pero por si acaso voy a hacer una pequeña introducción para que los novatos entiendan de qué va esto.

Todo el mundo sabe que el oro es un metal muy preciado, de hecho es el más valorado de todos los metales preciosos.

La plata, el platino o el paladio también tienen mucho valor y son muy seguidos en los mercados pero el oro es el metal rey.

Siempre lo ha sido.

Los reyes de antaño lo valoraban por encima de todo a la hora de acumular sus riquezas.

Hoy en día los bancos centrales del mundo y la mayoría de las instituciones económicas oficiales nos dicen que no vale para nada.

Sin embargo, dichos bancos centrales aun tienen enormes reservas de oro en sus cámaras acorazadas.

Desde luego sus palabras no se corresponden con sus actos.

Si de verdad creen que el oro ya no importa pues que lo vendan y se dediquen por completo a la administración de divisas papel o mejor aún, electrónicas, pues parece ser que a las de papel les quedan dos telediarios.

 

¿Por qué es importante invertir en oro?

 

Bien, el supuesto capricho de los reyes de antaño por el oro tenía sus razones fundamentales de peso.

Dichos reyes eran más consecuentes con sus palabras que los políticos actuales.

Vamos a poner un ejemplo.

Imagina que estamos en el año 713.

El rey Xin de China (imaginario) emitía una serie de miles de billetes con su cara impresa.

Bien, a lo mejor los súbditos de su territorio tenían que aceptar dichos billetes a la fuerza. Es decir, bajo amenaza de muerte o expropiación.

Dichos súbditos lo harían a regañadientes, os lo puedo asegurar.

A espaldas de Xin acumularían oro y plata, pues sabrían que el papel de Xin eventualmente se iría por el retrete.

Pero bueno, supongamos que mantuviese su valor por unos años.

Imagine que unos mercaderes del reino de Xin deciden ir a Oriente Medio a intentar conseguir algunas especias específicas.

Llegan a Bagdad tras un viaje no poco penoso.

Al llegar allí buscan los mercaderes de turno y les ofrecen una serie de billetes “Xin” para comprarles tal o cual especia.

Los mercaderes de Bagdad les miran asombrados y se ríen en sus caras a carcajadas.

Evidentemente esto sería un ejemplo imaginario, pues en ese año a ningún mercader de China se le ocurriría llevar papeles impresos para intentar intercambiar de manera monetaria.

Cualquiera con sentido común sabría que eso era una estupidez.

Ni nadie ni ellos mismos aceptarían papeles ajenos.

Papeles que solo valen lo que vale el papel en sí.

Pues un mercader de Bagdad no va a comprar un papel que ponga “Xin” ya que sabe que Xin puede hacer papeles como ese de manera ilimitada o mejor aún, derogarles todo valor de un plumazo legal.

Por eso ni en el Imperio Maya, el otomano, el Inca o el mongol aceptarían estupideces de esas.

Para poder comprar cosas de manera universal tendrías que presentar, por ejemplo, oro.

Este sería reconocido en los Andes, en las Rocosas, en el Kilimanjaro o en Kachemira, sin ningún problema.

Aquí es donde podemos ver la diferencia radical entre ambos conceptos de dinero.

El oro no se puede copiar o devaluar.

El oro es lo que es y pesa lo que pesa.

Fin de la cuestión.

Tanto tienes tanto puedes comprar.

No puedes hacer milagros.

Solo los alquimistas han intentado hacer el milagro de convertir otras materias en oro, con poco éxito me atrevería a decir.

Distinto caso es el de los alquimistas financieros de la modernidad.

Estos han descubierto la manera de convertir cualquier cosa en oro, en oro que pueden acumular.

¿Qué necesitan para ello?

Controlar los bancos centrales y sus impresoras.

Con eso ya pueden tener el oro que quieran.

Pero esa es  otra historia

Maneras de invertir en oro

 

Aquí vamos a seguir viendo las maneras de invertir en oro, que en la actualidad son muchas mas que la clásica de comprar onzas o monedas.

A las de antaño, tenemos que añadir todas las maneras que tenemos en la modernidad y que van especialmente ligadas al mundo digital, de tal manera que podemos invertir en oro sin movernos de casa y sin necesidad de tocar el mismo con nuestras manos.

Antes, claro, para poder decir que tenías oro tenias que tocarlo, palparlo.

 

Invertir en oro físico

 

Inversión en monedas de oro

Esta es la manera más típica de invertir en el metal.

Y quizá la más aconsejable para el que pueda permitírsela.

Con ella estamos comprando onzas o monedas en el mercado para guardarlas en alguna caja de seguridad o escondite secreto.

Esta es la manera más segura de salvaguardar nuestro capital.

En todas las demás maneras siempre seremos susceptibles de ser confiscados.

Es decir, cualquier contrato de papel, ya sean acciones, fondos, ETFs, bonos, contratos, etcétera, pueden ser rotos por la otra parte o confiscados por el gobierno de manera bastante sencilla.

Por el contrario con el oro físico que tenemos enterrado en el terreno de nuestra abuela es complicado que puedan arrebatárnoslo.

Ni tampoco puede ningún gobierno decir que el mismo no vale nada.

A lo sumo un gobierno comunista puede prohibir la comercialización de oro en el país, pero el oro lo sigues teniendo.

Podrás coger el mismo e irte del país a otro en el que si puedas vender el oro.

Claro, esto es válido para el mundo hasta ahora.

En un mundo completamente comunista esta posibilidad no sería válida.

En fin que la manera de tener oro físico es la más sencilla para poseer el metal con más seguridad.

El problema que tiene es que hoy en día no tiene liquidez con facilidad, porque si tienes muchas onzas de oro guardadas no es tan fácil llevarlas a la calle y venderlas.

 

Invertir en oro online

 

La manera en que mucha gente invierte en oro ahora es mediante las compras online del mismo y todos sus productos derivados.

Esta manera es mucho más cómoda y nos permite hacer los movimientos de nuestros ahorros de manera muy dinámica.

Entre las maneras online tenemos una variedad muy grande, habiendo bastantes diferencias entre las diferentes modalidades.

Para todas ellas necesitaremos intermediatos, ya sean brokers online o empresas dedicadas a la negociación con el oro.

Veamos las principales.

 

Invertir en oro físico a través de tiendas online con servicio de custodia

 

En este tipo de tiendas podremos comprar oro y que el mismo sea guardado por las empresas de custodia en diferentes cámaras acorazadas del mundo, sobre todo en países como Suiza, Estados Unidos o Singapur, entre otros.

Compramos el número de onzas que queramos y con ello tendremos un contrato según el cual nuestro oro estará custodiado en una de esas cámaras acorazadas con plenitud legal.

Es una manera bastante buena de comprar oro online ya que tiene la ventaja que os ahorramos las molestias de la custodia y además es un método muy liquido.

El problema y desventaja a poseer la moneda física es que no tenemos el oro en nuestras manos.

 

Invertir en oro con futuros

 

El futuro del oro es uno de los instrumentos financieros más populares del mundo, negociándose los mismos en algunos sitios punteros de la economía mundial, pero con diferentes contratos.

El más popular e importante es el contrato del Comex, el GC, que es el más liquido y seguido del mundo.

La operativa en futuros permite utilizar apalancamiento, es decir, la posibilidad de comprar una cantidad de oro mucho mayor del dinero que disponemos.

Por ejemplo, con 2.000 dólares podremos comprar un contrato del GC valorado, por ejemplo, en 120.000, con lo que si el oro sube un 10% en ese precio, habremos ganado 12.000 dólares.

Con esto puedes ver el poder financiero de este instrumento.

Ahora bien, esto es algo que has de dejar a los profesionales pues hacer inversión o trading en futuros no es cosa de niños.

 

Invertir en oro con CFDs

 

Esta es una manera similar a la de los futuros pero en vez de negociar en mercados oficiales estamos negociando en mercados creados por los brokers que siguen los precios del petróleo.

La ventaja de esta manera con respecto a los futuros es que el tamaño de los contratos es mucho más pequeño.

Por ejemplo, podemos negociar CFDs de oro desde una onza.

Sin embargo, al ser un mercado muy apalancado, tanto o más que los futuros, no es recomendable para los que no tienen experiencia, al menos no usando apalancamiento.

 

Invertir en oro con opciones binarias

 

Las opciones binarias son una de las más recientes incorporaciones en los mercados financieros.

Para ver lo importante que es el oro en el mercado mundial lo podemos ver con estos brokers de opciones binarias pues uno de los primeros instrumentos incluidos en las mismas fue el oro.

Negociar con las opciones básicas es sencillo.

Solo tenemos que adivinar a donde va a ir el precio del oro en los próximos minutos, horas o días y apostar por ello.

El broker de binarias nos permitirá apostar una cantidad con ciertos límites y si el oro se mueve como pensamos habremos ganado una cantidad que se llama payout y que suele estar entre el 80 y 90%.

Estos instrumentos tienen una potencia financiera muy grande siendo capaces de darnos grandes cantidades de dinero en muy corto plazo pero también de quitarnos, pues también podemos perder.

 

Invertir en oro con ETFs

 

Unos instrumentos muy populares hoy en día son los ETFs que son fondos cotizados de diferentes sectores y nichos en los que podemos invertir en los mismos sin muchos problemas.

Por ejemplo, en el oro podremos comprar el del oro físico que invierte en el metal y es como si tuviéramos el mismo pues dicho oro ha de estar custodiado.

Otros ETFs muy populares son los de las acciones mineras que agrupan a paquetes de acciones de las principales acciones relacionadas con el sector.

En este caso tenemos al GDX y GDXJ (las junior).

Al invertir en el GDX es como si estuviéramos comprando un paquete de acciones de varias empresas importantes del sector.

Si al oro le va bien dicho grupo tendera a subir, y lo contrario si le va mal.

Esta es una de las mejores maneras de invertir en oro sin duda.

 

Invertir en oro con acciones de Bolsa

 

Relacionada con la anterior, una de las mejores maneras de invertir en oro es comprando las acciones que trabajan el mismo de manera directa.

A algunas de estas les irá mejor y a otras peor, pero lo bueno de esta inversión es que es bastante eficiente a largo plazo, aunque tiene bastante volatilidad, tanto al alza como a la baja.

 

Conclusión

 

Que el oro es uno de los activos más importantes del mundo de la inversión lo podemos ver en el hecho de que en la mayoría de los brokers online con los que podemos negociar con el mismo, ya sean de binarias o CFDs, el oro es uno de los activos esenciales, junto con los principales índices y pares de divisas y el petróleo.

Depende de tus prioridades vas a encontrar una manera mejor que la otra.

Podremos elegir tantas maneras y estrategias de invertir en oro como queramos.

Los dos extremos los marcan dos de los ejemplos arriba dados.

Por un lado la inversión en oro físico, la cual se hace normalmente con vistas a largo plazo, tan a largo que mucha gente acaba por nunca vender ese oro.

Por otro lado tenemos las opciones binarias con las que podemos apostar 1.000 dólares a la dirección que tomara el oro en los próximos 15 minutos con lo que podemos ganar o perder mucho en muy poco tiempo.

De cualquier modo lo que sí parece sensato es tener alguna moneda o pequeña parte de nuestros ahorros por lo que pudiera pasar.

Gracias por compartir

Deja un comentario