¿Cómo invertir en oro en la Bolsa de valores?

Seguramente te has preguntado que cómo es posible invertir en oro en la Bolsa de valores, y supongo que ya sabrás que no se trata de comprar un lingote o unas monedas pues eso sería comprar oro físico, para lo cual hay otros canales.

Invertir en oro en la bolsa de valores es, en realidad, muy fácil pero también complejo al mismo tiempo.

¿Por qué fácil?

Porque invertir en este metal en Bolsa se puede hacer de una manera sencilla cuando se sabe lo que se está haciendo.

¿Por qué complejo al mismo tiempo?

Pues porque si no sabemos lo que estamos haciendo o no lo tenemos claro, las opciones para invertir en oro en la Bolsa de valores son tan amplias que podemos perdernos en la marabunta de la confusión o hacer decisiones equivocadas de inversión.

Esto es esencial que lo entiendas porque se te van a presentar tantas opciones de inversión en el mundo bursátil que será difícil discernir el grano de la paja.

¿Cómo invertir en oro en los mercados bursátiles?

Para empezar voy a intentar separar el primer grano de la primera paja y quizá el más importante, pues en la mayoría de ocasiones nos vamos a encontrar ofertas de invertir en oro en cosas que no son inversiones en oro realmente, como por ejemplo, operar en futuros o comprar acciones de oro en los mercados financieros derivados.

Eso no es inversión en oro sino trading o especulación a corto plazo que, como no, resulta tremendamente arriesgada y en la mayoría de los casos termina con la pérdida de la totalidad del balance del cliente.

Por lo tanto que tengas claro que esos esquemas de obtener beneficios a corto plazo con el oro en bolsa no son de inversión sino de especulación, o como se conoce en el mundo actual: trading.

No digo que sea una actividad imposible o que sea mala sino que simplemente no es inversión.

Inversión es una palabra que debería estar más asociada a los esquemas de largo plazo, que tratan de comprar títulos y mantenerlos durante, al menos varios meses, y en muchos casos durante muchos años.

Por ejemplo, ¿Quieres ver un buen caso de inversión a largo plazo y lo que podemos conseguir con ella?

Se trata del curso de inversión en Bolsa a largo plazo de la web “El Club de Inversión”, donde se nos detalla que es una estrategia de largo plazo y con el cual se puede ganar un 18% de media al año.

¿Pero 18% es muy poco no?

Créeme que ese nivel de ganancia lo consiguen muy pocos a lo largo de su vida de inversión en Bolsa a largo plazo.

En este caso estamos hablando de un curso serio que ofrece formación seria y una visión realista de la Bolsa, y en el que quizá, por cierto, también acabarás terminando por invertir en alguna empresas relacionada con el oro.

Por lo general, si ves cursos que te ofrecen un 18% a la semana, entonces ya estamos en casos donde la probabilidad es más del 99% de que nos están engañando.

Espero que con este ejemplo te haya quedado claro lo que deberíamos esperar de invertir en Bolsa y de que hay muchas trampas en este mundillo.

Volvamos a la inversión en oro en el mercado de Bolsa.

Para invertir en oro en bolsa a largo plazo simplemente tendríamos que comprar acciones, ETFs o fondos de inversión que inviertan en acciones mineras que a su vez son las que, o bien extraen el oro, o bien lo transportan.

La lógica nos dice que si el precio del oro sube mucho durante unos años lo normal es que esas empresas mineras harán más dinero y también subirán de precio en los mercados, por no decir que algunas de ellas repartirán parte de ese dinero en dividendos y obtendremos unas retribuciones dinerarias durante el periodo en que las tengamos.

De hecho, la inversión en acciones mineras es uno de los nichos más populares del mundo de la inversión bursátil en los mercados anglosajones mundiales, conociéndose a los “fanáticos” de este sector como los “gold bugs”.

El problema de los gold bugs, no obstante es que suelen estar alcistas en el oro de manera eterna, es decir, siempre, y por ello son grandes ganadores en los ciclos alcistas del oro como de 1971 a 1980 o 2000 a 2011, pero también grandes perdedores en los ciclos bajistas como de 1981 al año 2000.

Ganar dinero con el oro en bolsa es posible, incluso si el precio del metal cae

¿Cómo es eso posible?

Bueno, es posible de dos maneras.

Una, si hacemos actividades de trading del oro y optamos por negociar a la baja, es decir apostando porque el precio baje con respecto a la posición actual, para lo cual podremos usar instrumentos como los que dije antes: futuros, opciones o también CFDs; este último más adecuado para los pequeños traders.

Otra manera es en la misma Bolsa de valores pues también podremos ponernos cortos en la misma, aunque no todos los brokers ofrecen esta opción.

Ponernos cortos significa vender al precio actual y ganar dinero si el precio del oro o de la acción baja.

Para ello el broker te presta las acciones y te cobra un pequeño interés (al menos en estos años).

Sin embargo, en la Bolsa de acciones podemos ganar dinero  comprando acciones.

¿Por qué?

Porque en ocasiones hay empresas mineras que trabajan el oro que suben incluso en escenarios donde el precio del oro está estancado o incluso bajando.

¿Quieres ver un ejemplo?

Mira:

invertir en oro bolsa

Este es el caso de comparar al oro con BHP Billiton, una de las grandes empresas mineras mundiales que cotiza tanto en la Bolsa de Londres, Australia o Nueva York.

En este caso vemos que el avance y desplome de los precios fue paralelo al del oro en los grandes mercados alcistas y bajistas desde 1978 a 1985.

Sin embargo, a partid de ese año el precio del oro entró en una espiral deflacionaria que lo llevó a cotas mucho más bajas 15 años después.

Mientras ello ocurría, BHP Billiton logró subir hasta un 800%, y eso sin contar dividendos, con lo que habríamos ganado mucho más.

De todos modos, en honor a la verdad, el número de empresas mineras que suben cuando el oro se comporta mal no es muy alto, y lo normal es que si el oro tiene un comportamiento malo las acciones mineras también.

Aunque aquí te voy a contar un secreto.

Muchas acciones mineras ganan mucho dinero durante muchos años, a pesar de que los precios del oro estén bajos o no hayan subido durante esos años.

¿Por qué?

El ejemplo de 1970 al 2000 es muy bueno.

En 1970, el oro estaba cotizando en 35 dólares la onza.

En 1980 llegó a 800 dólares.

Se multiplicó por más de 20.

En los siguientes años se mantuvo estable y tuvo un mercado bajista muy largo hasta cotizar en los 250.

Sin embargo, si nos fijamos, los 250 dólares, o los 400 en los que cotizó el oro durante muchos años en esas décadas eran mucho más altos que los 35 de 1970.

Esto quiere decir que a pesar de que el precio del oro estuvo rondando 400 dólares durante dos décadas, el aumento del precio de la década anterior (los setenta) hizo que el margen de operación de las empresas mineras fuera muy bueno incluso en las “décadas perdidas del oro”, y por eso, bastantes mineras experimentaron mercados alcistas bastante fuertes.

Otras mineras, las más débiles, sin embargo, experimentaron mercados bastante malos.

¿Cómo invertir en estas mineras de Bolsa?

Pues sencillamente abriendo una cuenta en un broker online de Bolsa y comprando las acciones de las mismas.

Esto puedes hacerlo con los brokers de bolsa tradicionales o también con los brokers de CFDs de acciones, que te permiten hacer estrategias de trading o inversión a medio plazo incluso más interesantes.

Brokers populares en este caso son eToro o Degiro.

Ventajas de invertir en oro en Bolsa

Pues las ventajas son varias.

En primer lugar, como comenté antes, puedes ganar dinero en Bolsa con el oro incluso cuanto el precio del metal no sube, si compras las acciones adecuadas, como BHP Billiton, Rio Tinto o Barrick Gold.

En el ejemplo de Rio Tinto podemos ver como el precio subió de 7 dólares en 1990 a casi 140 en 2007, multiplicándose por 20. Si a esto le añadiéramos los dividendos seguro que tendríamos una cifra mucho mayor, no lejos de 30 veces.

inversion en oro mineras
El valor de Rio Tinto se multiplicó por casi 20

Por lo tanto lo ideal ahí sería apostar por inversiones o estrategias alcistas en acciones como esta.

Sin embargo, si nos dejamos llevar por la euforia podemos terminar por comprar acciones en el peor de los momentos, justo cuando el mercado se detiene y empieza a colapsar.

Si hubiéramos comprado en 120 dólares cerca de máximos en 2007, luego nos habríamos arrepentido al ver como el precio caía tanto.

Comprar después de tantas ganancias a veces es mala cosa. Lo mismo se da al revés: a veces las mejores operaciones resultan de comprar cuando el mercado baja bastante

Esto es similar al mercado actual de Bitcoin que cuando cotizaba cerca de 20.000 dólares a finales del 2017, atrajo a muchos inversores que compraron a esos precios y unos meses más tarde se han visto atrapados en una pesadilla, con Bitcoin cotizando por debajo de los 4.000 dólares.

Esto es para que veamos que la Bolsa presenta muchas amenazas y muchas oportunidades.

Otra ventaja de invertir en oro en Bolsa es que no hace falta que tengamos que estar muy preocupados de donde guardar el metal y todo eso pues en la Bolsa simplemente vamos a tener los certificados de que poseemos los títulos los cuales los podremos conseguir con nuestro broker de una manera u otra.

Se trata de inversiones, además, muy seguras, ya que estos brokers están obligados a presentar sus cuentas en los grandes reguladores internacionales, los que también proveen instrumentos de cobertura de riesgo como el FSCS inglés o el Fogain español, en cuyo caso los gobiernos de esos países nos pagarían en caso de que el broker quebrara y tuviéramos dificultades para recuperar nuestras acciones.

No obstante, incluso en caso de quiebra si tienes acciones las mismas son más fáciles de recuperar que si se trata de dinero en efectivo.

De todos modos estamos hablando de un caso muy improbable, pero está bien saber que existe.

Otra ventaja es el hecho de la liquidez y la facilidad de poder comprar y vender dichos títulos, los cuales los podremos deshacer en cualquier momento con solo abrir nuestra plataforma de broker y poner órdenes de venta.

En cuestión de segundos tendríamos el dinero en nuestra cuenta el cual podríamos retirar en cuestión de, como mucho, unos pocos días a nuestro banco y hacer con él lo que queramos.

El trading bursátil del oro y sus ventajas

Bien, además de invertir a medio y largo plazo tenemos la posibilidad de realizar operaciones en activos conocidos como derivados, que son los que nombre antes: CFDs, futuros y opciones, básicamente.

A pesar de no ser activos puros de Bolsa, pues a ese grupo pertenecen las acciones y similares, siguen siendo activos de los mercados financieros de mucha importancia también.

De hecho, por ejemplo, los CFD los podemos negociar sobre las acciones bursátiles, por lo que, en teoría, también estamos negociando dichos mercados; solo que en este caso con la particularidad de que estamos operando con productos en los que usamos margen financiero y no cotizan necesariamente en las bolsas.

En primer lugar el margen o apalancamiento nos ofrece operar con un poder de compra de hasta 5:1 en Europa, o más si es en otras jurisdicciones como Australia o Asia.

En segundo lugar, dichos contratos son ofrecidos por los brokers mundiales replicando los precios de las acciones que cotizan en la Bolsa, y por lo tanto no estamos hablando de productos centralizados.

Por otro lado tenemos a los futuros y las opciones, que sí cotizan en mercados centralizados, ya sea en Estados Unidos, Europa o Asia, y con los que podremos incluso operar contratos de esas mismas acciones.

Otra diferencia entre estos contratos y los CFDs de acciones es que las opciones sobre esos activos tienen nominales mayores, normalmente de 100 acciones, mientras que los contratos de CFDs nos permiten operar como mínimo 10 o en muchos casos una sola acción, por lo que vemos las ventajas que dichos contratos pueden tener para los pequeños traders.

Este mundo, el del trading, es tan amplio o más incluso que el de la inversión, y su estudio requiere un esfuerzo importante.

Como ves, las opciones para hacer operativa financiera con productos relacionados con el oro en la Bolsa son bastantes.

Gracias por compartir

Deja un comentario